Centro Estudiantes Politécnico

En el marco de las actividades por el Día Nacional por el Derecho a la Identidad, el CEP (Centro de Estudiantes del Poli) junto al Programa Memorias Situadas para escuelas medias de la Secretaría de DD.HH. de la UNR, produjeron este video que convoca a seguir participando de las propuestas del Programa “La escuela y

MEMORIA

Memoria: Los Juicios de Lesa Humanidad que estamos llevando a cabo como sociedad no sólo nos hablan del pasado, sino que nos posibilitan reflexionar sobre el presente y el futuro.

¿Por qué hablamos de Memoria cuando hablamos de estos Juicios? Porque entendemos que no olvidar lo que nos pasó, no silenciarlo, pensarlo como comunidad, es lo que nos dará herramientas para que realmente Nunca Más suceda.

Al hacer memoria, nos permitimos no olvidar hechos sobre los que queremos reflexionar como sociedad. Nos permite volver a encontrarnos con los sueños colectivos de esa historia de la que hoy somos sus hijos, sus hijas. Estamos hechos de memoria. Memoria e identidad van de la mano.

-Actividades para trabajar con este eje:

¿Cómo se construye un mundo mejor?

¿Cómo ser un militante de las causas justas?
TE invitamos a conocer la voz de los compañeros de militancia de las víctimas de esta causa, y conocer por qué luchaban.
»¿Y vos? ¿Qué cosas cambiarías para tener un mundo mejor?

Memoria de las miradas

¿Qué miramos cuando miramos? ¿Dónde posás tu mirada? ¿Qué cosas te importan?
»Te invitamos a un collage de miradas y contarnos qué buscan

Prohibido imaginar

El disciplinamiento no sólo fue físico, sino también cultural.
»Te proponemos un acercamiento a la censura de libros infantiles

Reconstruir la memoria

Paso a paso se abren en nuestra ciudad pequeños homenajes que recuerdan aquellas militancias que quisieron ocultar
»Te proponemos que rastrees la historia de tu barrio o de tu escuela

¿Ficción o realidad?

La literatura denuncia.
»En este caso, compartimos un texto de Silvia Schujer y les proponemos conocer la historia de José y Patricia Maciel

Habitar la memoria

La memoria colectiva se hace carne en el territorio, para interpelarnos a todos.
»Te proponemos conocer las marcas de la memoria en nuestra ciudad

Territorio y Memoria

De una ciudad disciplinada a una ciudad con memoria.
Conocer dónde funcionaron los Centros Clandestinos de Detención, Tortura y Exterminio que se pudieron reconocer en nuestra ciudad como un ejercicio de memoria y de futuro.
»Te ofrecemos distintos materiales para comprender este mecanismo de represión

JUSTICIA

JUSTICIA:
La historia de nuestro país se inscribe desde sus orígenes, en un complejo proceso de violencias estatales signado por diferentes regímenes autoritarios desplegados a lo largo del siglo XX, que alcanzaron su punto más álgido en la dictadura cívico militar de 1976.

El autodenominado Proceso de Reorganización Nacional que se prolongó hasta 1983 y dio lugar al segundo genocidio (el primero fue el exterminio masivo de los pueblos originarios) fue el resultado de la connivencia de las corporaciones económicas, los sectores civiles sometidos a ellas y los medios de comunicación hegemónicos que en mayor o menor medida acataron y exigieron el despliegue represivo de las fuerzas armadas.

Los Juicios de Lesa Humanidad que estamos transitando hoy son el resultado de la participación social en la lucha contra la impunidad.

Con la recuperación de la democracia se logra enjuiciar a la Junta Militar, en la conocida Causa 13, que tuvo sentencia en diciembre de 1985. Pero luego de ese primer juicio, se aprueban las “leyes de la impunidad” (Punto Final y Obediencia Debida). Estas leyes clausuraron los procesos judiciales que ya se habían iniciado, sólo los relativos a la apropiación de niños/as continuaron. A esta falta de justicia se le sumaron los indultos de Carlos Menem (1989 y 1990) a quienes ya habían sido condenados.

Pero nuestro pueblo siguió movilizándose y reclamando justicia. En el año 2003, durante el gobierno de Néstor Kirchner, la derogación de las leyes de la impunidad en el Congreso de la Nación, fue un paso fundamental. En el 2005 la Corte Suprema de la Nación declaró la inconstitucionalidad de dichas leyes.

A partir de allí, se reabrieron causas en la justicia y se hicieron nuevas denuncias. Así se llegó a los distintos juicios orales que hoy, y desde hace más de diez años, estamos transitando en todo el país.

Los juicios nos permiten construir Verdad y ser parte de una sociedad mejor.

Actividades para trabajar con este eje: